sábado, 24 de agosto de 2019

La ciudad y la música: Even Flow - Pearl Jam

El grunge también nos remite a los problemas urbanos. Even Flow, fue el segundo sencillo del albúm "Ten"de Pearl Jam. Ha sido unos de sus principales éxitos no sólo del disco, sino también de la trayectoria del grupo. 

Fue inspirada en la vida de una persona en situación de calle llamada Eddie al que el grupo solía comprarle comida. Vedder, la voz de esta banda, cuenta que esta persona murió antes de poder escuchar la canción que él mismo inspiró. Eddie murió tras irse a vivir a un viaducto.

La vida de las personas en situación de calle es mucho más breve que la de cualquier persona en una situación distinta. Vedder señala que, lo importante de esta canción es "aumentar la comprensión y empatía hacia ellos".

Aquí pongo primero la versión subtitulada, luego la versión en vivo, cuando precisamente da la explicación de la historia tras la letra de Even Flow.






FUENTE; https://www.futuro.cl/2018/08/despues-de-27-anos-eddie-vedder-revela-la-historia-de-even-flow-de-pearl-jam/

La función política de los espacios públicos


Foto: cortesía RadarBC.com
Empezaré este texto dando por descontado que la violencia contra la mujer es un hecho. Y esta opinión no parte de la nada, hay varios datos duros que la sustentan. El 56% de las entidades federativas del país se han declarado en alerta de género (política pública de dudosos resultados); según INEGI, de las 43 millones de mujeres en México que tienen o han vivido una relación sentimental, el 43.9% han sido víctimas de violencia por parte de su pareja, se estima que al año las mujeres pierden unos 30 días de trabajo remunerado como consecuencia de ello (lo que significa más de 4 mil millones de pesos); sólo el 2% de las trabajadoras mexicanas pueden desligarse de las labores domésticas, en cambio, el 26% de la población trabajadora masculina se ocupa exclusivamente de su empleo; cada día se cometen en el país por lo menos 7 feminicidios. Estas son tan sólo algunas cifras, hay muchos datos más que indican la gravedad de este problema social. 

Sin embargo, la violencia contra la mujer fue puesta en segundo término. La forma en que protestaron recientemente fue la que acaparó la atención. En la manifestación del pasado viernes 17 de agosto las mujeres salieron a las calles a exigir justicia por los recientes casos de violación. Se apropiaron del espacio público para hacerse visibles y para ser escuchadas: No nos cuidan, nos violan, decían. Fue una protesta extraordinaria, fuera de lo común. Fue una marcha que incluyó varias acciones que pueden calificarse como no pacíficas. Sí, se hicieron miles de pintas, sí se quebraron vidrios, sí NO FUE UNA MARCHA PACÍFICA. Tómese esa violencia como el indicador de que un conflicto no ha podido transformarse y el espacio público de la Ciudad de México y de otras ciudades del país, dieron testimonio de ello. 

El espacio público también es un espacio para la violencia. Estos lugares tienen una función política que tiene que ver con el ejercicio de la ciudadanía, tal como era conocido y reconocido en la polis griega. Los espacios públicos son los lugares idóneos para el ejercicio cívico de los derechos de la población en general, pero sobre todo de aquella que siente disminuida esos mismos derechos. Son los mejores lugares para ejercer un “derecho a la violencia” pero no de cualquier violencia, sino de aquella que expresa una rebelión de aquel al que se le niega o se le disminuye su calidad de ciudadano, tal y como lo sostiene el antropólogo español, Manuel Delgado. 

Y en ese ejercicio de derechos ¿quién se atreve a decirle a las mujeres cómo deben manifestarse? La agrupación Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC) publicó en mayo de 2018 un documento donde expone los resultados de una investigación hemerográfica que da cuenta de las manifestaciones feministas que se han realizado tan sólo en la Ciudad de México y que CIMAC Noticias cubrió de 2007 a 2017. Fueron un total 124 movilizaciones (presenciales y digitales) en un lapso de 10 años las que contabilizaron. Esta cantidad habla de una larga lucha política que no ha sido atendida como se debe por el Estado. 

Quienes reprueban la violencia dicen promover la paz social. Pero no saben o no quieren darse cuenta que no se vive en paz social cuando la policía de tu ciudad te viola; cuando te viola y además te matan y apareces calcinada debajo de un puente; cuando te acosan en el transporte público; cuando los derechos laborales son más precarios para la mujer. No estamos viviendo en paz, y la manifestación del viernes simplemente nos lo recordó. 

Finalmente, quiero dejar bien claro que sí creo que existan fuerzas que intentan desprestigiar el gobierno de Claudia Sheinbaum. Sí creo que existen esos intereses. No podemos ignorar que la derecha está no sólo aprovechando las debilidades del nuevo gobierno (que son muchas), sino además está provocándolas. Fuera de esa observación, la lucha de las mujeres, debe seguir por los cauces qué ellas mismas decidan y que más les convenzan, pacíficas o no.

El Súper Albergue del Súper Delegado

Foto: cortesía Cristian Torres
La propuesta de construir un Súper Albergue para migrantes en el Ejido Michoacán de Ocampo es un sinsentido. Cualquier persona con un poco de razonamiento entiende los porqués. Los argumentos abundan en las pláticas personales y en las redes sociales: es evidente que la ubicación lejana en donde pretenden construirlo no traerá nada bueno para la población migrante. Alejarlos de la proximidad de la garita internacional, del cerco fronterizo, de fuentes de empleo informal y formal, de los comercios de bajo costo, de las fonditas, de los hoteles baratos, de servicios de envío y recepción de dinero son, en definitiva, políticas de acoso y segregación.

Este tipo de propuestas constituyen un claro ejercicio de violencia e implican altos niveles de aporofobia (1). Pretenden impedirle a los migrantes su integración con el resto de la población, los criminalizan, los señalan por ser distintos, los confinan en espacios delimitados donde no puedan ser vistos (guetos), donde sean más invisibles de lo que ya son. Donde no molesten a los comerciantes y empresarios que quieren sacar jugo a esa parte de la ciudad en la que el migrante se desplaza.

Si estos argumentos lógicos no fueran suficientes están los razonamientos jurídicos. Las dependencias responsables de la planeación y el desarrollo urbano, al momento de proyectar este tipo de equipamiento (2), se basan en un documento expedido por la SEDESOL ahora SEDATU donde se especifican los lineamientos para su localización (Sistema Normativo de Equipamiento Urbano). Si nos basamos en ese documento, el Ejido Michoacán de Ocampo está lejos de ser la mejor opción para construir un albergue.

Aunque ahí no se especifica nada para los “albergues de migrantes” en la parte de Equipamiento para la Asistencia Social, sí señalan algunos criterios para establecer otros servicios de la misma especie. Tomemos como ejemplo, los Centros de Desarrollo Comunitario (CDC). En dicho documento se consigna que NO DEBEN SITUARSE FUERA DE LAS ÁREAS URBANAS y si hablamos del Ejido Michoacán de Ocampo, sólo podría construirse DENTRO DE SU CASCO URBANO.

Este mismo documento prescribe la localización respecto a la población potencial usuaria. En ese sentido la distancia máxima que en promedio los usuarios potenciales deben recorrer es un máximo de 700 m. Si tomamos en cuenta que los migrantes llegan a la central de autobuses en el Centro Cívico, a la estación de ferrocarril en la colonia Industrial y los deportados por la Garita Centro llegan a nuestro Centro Histórico, entonces, la ubicación del Súper Albergue no debería autorizarse por las dependencias correspondientes, porque EVIDENTEMENTE el Ejido Michoacán de Ocampo no está a 700 metros sino aproximadamente 30 km de la ciudad.

El Súper Albergue del Súper Delegado está destinado a ser un elefante blanco. Ningún migrante querrá gastar 52 pesos en transporte público cuando necesite o quiera visitar la ciudad (puesto que no son prisioneros están en libertad de hacerlo) y tampoco querrá vivir lejos de lo que sus necesidades básicas incluidas las sociales puedan demandar. Será lo que se dicen en política un “elefante blanco”. 

El Súper Albergue del Súper Delegado no está pensado, claro está, para beneficiar a los migrantes, sino para ser un Súper Gueto (un área de confinamiento y segregación). El Súper Albergue del Súper Delegado está ideado para limpiar al Centro Histórico de la población indeseable, en el marco del proyecto de regeneración urbana y la construcción de un Casino con Centro Comercial llamado China Town.



1. Aporofobia. Fobia o miedo irracional a los pobres
2. Equipamiento urbano. Es el conjunto de espacios y edificaciones de uso predominantemente público donde se proporciona un servicio a la población, que contribuye a su bienestar y a su desarrollo económico, social y cultural. Ley de Desarrollo Urbano del Estado de Baja California. 3. Gueto. Zona o barrio habitado por personas que tienen un mismo origen o condición y viven, voluntariamente o por necesidad, aisladas y marginadas por motivos raciales, culturales o económicos.

viernes, 9 de agosto de 2019

El sexto municipio ¿San Felipe, San Quintín, Palaco, Nueva Tijuana?


Cortesía: Cristian Torres

La municipalización de San Felipe fue la primera iniciativa recibida por la vigésimo tercer legislatura del estado. Es un documento de 15 páginas entregado por el diputado morenista Juan Manuel Molina en cuya exposición de motivos se reconoce que en San Felipe no se ha podido o no se ha querido detonar el potencial de desarrollo que tiene el puerto. Al mismo tiempo  señala que la población no ha sido integrada efectivamente a los ejercicios de planeación y que tampoco se le han asignado equitativamente las participaciones sobre los impuestos de los 3 niveles de gobierno. Pero San Felipe no es la única demarcación que aspira a convertirse en municipio en la entidad. 

San Quintín, Nueva Tijuana y hasta Palaco también han expresado su interés por la municipalización. ¿Le parece exagerado? Seguramente sí, sobre todo al ver la intentona de Félix Arango de usar este instrumento para hacerse de un coto de poder a penas el año pasado (en Palaco). Recordemos que municipalizar implica hacerse de recursos y tener las facultades para disponer de ellos. Pero ¿es viable que San Felipe se convierta en municipio? De primera instancia no se puede saber. 

La mayoría de los nuevos municipios en México, alegan estar en el abandono. La municipalización puede ser una estrategia válida de desarrollo local que bien puede resolver este impasse económico que atraviesa el puerto, pero también puede jugar en su contra. Jugará en su contra si las facultades que adquiere como Ayuntamiento no son suficientes para desarrollar las potencialidades del pretendido nuevo municipio; me parece que éste es el caso. 

Por ejemplo, entre otros factores, la iniciativa le atribuye el deterioro del puerto a la restricción de la actividad pesquera. Señala que tales disposiciones derivan de “medidas ambientalistas que han sido aplicadas de manera absurda”. Suponiendo que así sea ¿qué puede hacer San Felipe una vez convertido en municipio para evitarlo? Tales facultades pertenecen a la federación y como municipio el puerto y sus habitantes nada podrían hacer, como hasta ahora. 

El documento también señala que el turismo ha decaído. Este fenómeno tiene varias causas, muchas de ellas, sino es que todas, no están en manos de las autoridades municipales sino de las estatales y federales. Por ejemplo, la promoción del puerto en el extranjero (que con AMLO ya no se van a dar), o la imagen negativa que tiene México en otros países. 

Lo bueno que sí puede dejar esta propuesta serán los estudios que se hagan y la organización comunitaria que se genere. El proceso de municipalización puede ser la ruta idónea para que los habitantes refuercen sus redes comunitarias, consoliden su identidad, conozcan las oportunidades y amenazas para el desarrollo del puerto y generen liderazgos inteligentes que puedan conducir el destino de esa localidad. Si cada quien reconoce desde el principio sus intereses personales, pero los conjugan con los intereses colectivos de la comunidad, entonces el proceso podrá ser más valioso que los resultados. Por otra parte, si los estudios que la misma constitución exige para llevar a cabo el proceso de municipalización, se elaboran en conjunto con la comunidad, ésta práctica por sí misma les mostrará nuevas estrategias para sacar adelante al puerto, independientemente del estatus político que tenga. 

Ya van varias propuestas de municipalización formales e informales, no hay que echar las campanas al vuelo. La municipalización es cosa seria. Por eso no quisiera dejar de mencionar que, para erigirse como municipio, se requerirá tarde que temprano un plebiscito. Ahí deberá consultarse no sólo a ciudadanos de San Felipe, de Mexicali y su Valle, sino también a los de Ensenada (la demarcación de la iniciativa comprende territorio de esos dos municipios). Esto complejiza las cosas e incrementa el costo de tal ejercicio (en San Quintín se invirtieron aproximadamente 6 millones de pesos). 

Por otra parte, deberán de armonizar la Ley de Participación Ciudadana y la Ley del Régimen Municipal, ya que ninguna de esas normas describe cuáles serán los requisitos para que los resultados de tal consulta sean obligatorios para el legislativo.

viernes, 2 de agosto de 2019

La ciudad y la música: Los Techos de Cartón - Alí Primera

No creo que necesite explicar esta canción, hasta con el puro título es evidente. Alí Primera, su autor, describe con ella las condiciones de vida de la clase trabajadora, refiriéndose principalmente a la vivienda del obrero.

Alí Primera fue un cantautor venzolano que vivió esa ola setentera de música de denuncia y protesta. Fue militante del Partido Comunista de Venezuela y sus canciones fueron declaradas patrimonio nacional de ese país.

Alguna vez dijo "si cae la mordaza, es más fácil romper las cadenas". Qué razón tenía! En mi caso, creo que hablar de lo que hace el mal urbanismo, aquel que pone la ciudad en manos de algunos privilegiados, nos ayudará a tener ciudades más justas, mas dignas.

Por otro lado, esta canción, una de las más significativas del cantautor, ha tenido muchos covers. Incluso, Marco Antonio Solís "El Buki"la interpretó en la década de los noventas, también Ramóy Ayala tiene su propia versión.








¿Cómo esconder tu homofobia en un solo paso?

Imagen tomada de internet
Si eres homofóbico, pero no quieres que te señalen como tal, sigue este sencillo paso para ocultar tus miedos: di que lo haces por el bien de la niñez, como lo hacen los conservadores de varios países y religiones.

Recientemente la derecha ha armonizado exquisitamente sus argumentos para impedir que parejas LGBTQ+ puedan adoptar menores. Legisladores de Baja California y de otras entidades del país, jueces de Estados Unidos, grupos religiosos en perfecta comunión, tanto católicos como evangélicos y, en general todos aquellos homofóbicos dispersos sobre la faz de la tierra, están repitiendo un mismo discurso: en la adopción debe prevalecer el interés mayor de la infancia.

Ellos no desean convencernos sólo pretender persuadir a la opinión pública. Para esto apelan a las emociones y también a valores que son generalmente aceptados como el de la niñez, que debe ser protegida a toda costa, nadie dudaría de esto. Así, caemos fácilmente en el chantaje emocional, tal y como lo hace en el famoso programa de Los Simpsons, la esposa del reverendo Alegría (¿alguien por favor quiere pensar en los niños?). Este tipo de artimañas funciona muy bien con un público acrítico.

Como algunos listillos podrán advertir, tal argumento no tiene razón de ser.  Ellos niegan el derecho a parejas homoparentales basados en 2 argumentos:  1) existe un derecho a ser adoptado, no a adoptar, es decir, la adopción un derecho del menor; 2) el deber del Estado es reparar lo que “naturalmente” se ha perdido, es decir un padre y madre. Por lo tanto, concluyen, se negará al menor el derecho a ser adoptado por una familia homoparental, porque no es natural.

¿Pero entonces qué es lo natural? ¿Todos los menores pierden a sus progenitores naturalmente? ¿Cuál es el fin de la adopción, proporcionar un ambiente seguro, emocionalmente sano donde se le brinden cuidados o simplemente suplir a la pareja biológica que lo procreó?

Algunos legisladores, como la diputada local Eva María Vázquez, llegan incluso a tergiversar los dichos de la Corte.  En su más reciente propuesta para reformar el Código Civil del Estado pretende dar preferencia en la adopción a las familias compuestas por padre y madre. La legisladora local dijo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha resuelto que en estos casos debe atenderse el interés superior de la niñez. Esto es totalmente cierto. Lo que no es verdad es que la familia debe estar integrada como ella sostiene. Es más, la Corte ha dicho que no se puede desde una ley establecer una regla general sobre lo que es mejor para el menor y que el juez deberá examinar las circunstancias específicas de cada caso.

No se dejen engañar, sean más críticos. Lo que en realidad están promoviendo no es el interés de la niñez, lo que está detrás es homofobia pura. Decir que la adopción debe reponer tanto al padre como a la madre es una falacia. Si lo que se quiere es proteger al menor, basta con encontrarle una familia que lo ame, lo cuide y lo proteja.

viernes, 26 de julio de 2019

La ciudad y la música: Englishman in New York

Está canción es mucho más adorable cuando conocemos todo su significado. Es un himno a la ciudad de Nueva York,  refugio de muchas culturas de todo el mundo. Sting se inspiró en Quentin Crisp, actor, escritor e ícono de la cultura gay que, al sentirse rechazado en su país de origen, se muda a La Gran Manzana.

Además de aplaudir la integridad moral de Crisp, Sting reconoce que una persona migra con todas sus raíces, con toda sus costumbres. Es por eso que la nostalgia hace que las personas busquen aquellos lugares de la ciudad que los hacen revivir lo que cotidianamente se hacía en sus comunidades de origen.

En la canción, Sting quiso mezclar varios ritmos de música y de instrumentos, precisamente para emular esa mixtura social que se vive en Nueva York.






Versión original


Dueto con Shaggy











FUENTE:https://www.songfacts.com/

jueves, 25 de julio de 2019

¿Regeneración o Gentrificación del Centro Histórico de Mexicali?


Fotografía: Flor Mora
Ya está sacando el cobre Jaime Bonilla. Lo que no dijo antes durante la campaña electoral está haciéndolo público hoy, cuando ya no hay para donde hacerse. En un boletín de prensa, el gobernador electo llamó “vagos y viciosos” a los usuarios del Centro Histórico de Mexicali. A los que menos peor les fue, fue a quienes nombró como “personas con alguna enfermedad psiquiátrica” (sic). Qué desatino, qué ignorancia y qué insensibilidad.

Con esto se perfila lo que será el mentado Programa de Regeneración del Centro Histórico de Mexicali. En dicho plan, seguramente se querrá limpiar la zona de migrantes, personas en situación de calle, enfermos mentales y usuarios de alguna droga. En el argot urbanístico se le conoce como gentrificación.

La gentrificación es una reapropiación de sectores urbanos relativamente marginados o en declive, que implica el aumento de precio de la propiedad raíz aumentando también los costos de renta en la zona.  Este fenómeno transforma el espacio de una determinada área urbana y trae como consecuencia el desplazamiento de su población habitual, que por lo regular es de bajos ingresos. Es decir, es una auténtica limpieza social de residentes y sus tradiciones impactando además las dinámicas de comercio.

Se nota que el futuro gobernante ignora la realidad de nuestra ciudad y de nuestro país. Lo que para Bonilla es una mera vagancia, son en realidad miles de migrantes que han padecido los tratos más tortuosos en la ruta migratoria México-Estados Unidos; o que han sido deportados por el país vecino. También afecta a las personas en situación de calle, que, por carecer de una vivienda digna, usan los espacios públicos para descansar y para obtener algún ingreso desde el sector informal. Me parece que Bonilla no sabe que tan sólo en junio de este año se perdieron en México más de 14 mil empleos formales.

El futuro gobernador llama viciosos a lo que en realidad es un problema de salud pública. Seguramente no conoce que Baja California es la tercera entidad del país con los porcentajesmás altos de prevalencia de consumo de estas sustancias rebasada sólo por Jalisco y Quintana Roo. Quizá ignora que su responsabilidad, una vez que asuma el cargo público para el que fue electo, será también la de atender este importante fenómeno social y deberá hacerlo en apego a los derechos humanos.

Boletín oficial del gobernador electo de
Baja California, Jaime Bonilla
Los enfermos mentales fueron señalados indirectamente como problemáticos en el boletín de Jaime Bonilla. No estoy muy segura que su proyecto de regeneración tenga contemplado atender a esta población como se debe. Según datos de la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión en 2018 el 17% de lapoblación en México presentaba por lo menos un trastorno mental y el 25% lo padecerá alguna vez. La mayoría de ellos no tienen acceso a un tratamiento formal y su esperanza de vida se reduce de 20 a 25 años. El compromiso del futuro gobernador también debe de ser con ellos.

La limpieza social que implícitamente adelanta en ese boletín tiene como objetivo beneficiar a unos cuantos. Ya algunos comerciantes locales, empresarios del sector inmobiliario y consultores turísticos se empiezan a frotar las manos por los proyectos que vendrán a darles mayores plusvalías a sus propiedades; y más de uno por ahí está acariciando la futura intervención como un medio para elevar su “estatus social”. Como buitres buscarán beneficiarse, aunque esto sea a costa de nuestros impuestos y lo que es peor, demeritando la de por sí baja calidad de vida de los más vulnerables. No faltará aquel que proponga reubicar los albergues de migrantes y prohibir las donaciones de agua, alimento y vestido en el espacio público. Espero que no los escuchen.

Pero quizá el más beneficiado con la futura gentrificación sea Kiko Vega. El todavía gobernador de Baja California ha impulsado por lo menos desde el año 2015 el famoso China Town. No dudo que este renovado ímpetu por “regenerar” la Zona Centro sea únicamente el pretexto para darle un bonito marco urbano a ese proyecto que se ubicará entre el Centro Histórico y Pueblo Nuevo. Al China Town se le invertirán por lo menos120 millones de dólares y tiene considerado integrar por lo menos 3,500 metros cuadrados para hoteles y 1000 metros cuadrados para un casino. Entre la adicción a las drogas y la adicción al juego (ludopatía), nuestros políticos prefieren ésta última, pues es la que les deja mayores ganancias y se ve más “nice”.

Quiero dejarlo muy claro: regeneración urbana que excluye o que segrega no es regeneración es gentrificación. Todo proyecto que pretenda renovar un área urbana deberá integrar a su población habitual y a toda costa evitará estigmatizarla.

No quisiera omitir en esta columna el hacer un llamado a todos aquellos estudiosos y activistas en temas de salud mental, pobreza y marginación social, adicciones, derechos humanos, migración, urbanistas con sentido de justicia social, a los cuerpos académicos de las universidades públicas y privadas, a los colegios de profesionistas y a todos aquellos que deseen transformar NUESTRO CENTRO HISTÓRICO, pero con la condición de respetar los derechos de los otros a que se dirijan al futuro gobernador y la presidenta municipal y le hagan ver el error en el que pueden caer. Que sepan que, si invierten nuestros impuestos en esa pretendida zona turística, también dedique un presupuesto igual de relevante para resolver, de la mejor manera, los problemas sociales que afectan a esa zona de la ciudad.

martes, 16 de julio de 2019

El buen corazón como resistencia al biopoder

Foto: Cortesía Cristian Torres
Las rutas de migración que atraviesan nuestro país implican peligros gravísimos para quienes se ven en la necesidad de recorrerlas. En 2017, el gobierno de Estados Unidos reportó un total de 341,084 detenciones. En ese mismo año murieron tan solo en la frontera norte de México un total de 412 personas. Si bien es cierto que la vida es el valor más preciado a resguardar, también hay que pensar que quienes hacen esta travesía, son objeto de robos, secuestros, torturas, maltrato y discriminación.

Recientemente se presentó una tesis doctoral que demuestra las razones por las que esta ruta se vuelve tan arriesgada. La investigación retoma el concepto de biopoder para argumentar que es el Estado moderno quien administra la vida de las personas, a esta capacidad se le llama biopoder. Dicho   instrumento es esencial en el capitalismo global, ya que valora a la a las personas (población) según sus posibilidades de generar ganancia. Es decir, gestiona la vida como recurso económico que generan lucro.  Pero así como se valora la productividad, los individuos que no aportan representan cargas que pueden ser eliminadas. Es decir, también se administra la muerte. Las políticas migratorias en México  se mueven bajo esa lógica, quienes recorren nuestro país en busca del sueño americano no son rentables para el sistema, son seres desechables. Su vida, su sufrimiento y su muerte, son ignorados por el Estado en general.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Desde “nuestra trinchera” podemos ejercer actos de resistencia. A fin de cuentas, nuestra región tiene algo de experiencia en ello. Por ejemplo, en el libro “Los Hijos de Sánchez” que escribió en 1961 el antropólogo Oscar Lewis, pone el botón de muestraUno de los entrevistados principales que aparecen en el libro cuenta que tuvo que tocar la puerta en una casa ubicada en San Luis Río Colorado. Ahí pidieron comida a cambio de trabajo puesto que ya no podían continuar, el hambre y las condiciones del camino habían hecho efectos en los débiles cuerpos de los viajeros. Después de mucho tiempo y cuando pensaron que la mujer que los atendió ya no saldría de la vivienda, ésta apareció con una olla de caldo y un altero de tortillas que devoraron en minutos. Este gesto, reconocieron, les salvó la vida y sólo así pudieron seguir su travesía hasta Mexicali. Esa mujer no pidió nada a cambio de su ayuda, era una persona de buen corazón.

Las personas de buen corazón según la investigación mencionada, son aquellas que brindan ayuda por que sí. Apoyan sin cuestionar la nacionalidad, la religión, la raza: auxilian al “cualsea”. Las personas de buen corazón no tienen obligación ni compromiso con ninguna organización civil, ni con alguna iglesia o gobierno. Lo hacen por que respetan la vida humana. Los actos de buen corazón son una verdadera resistencia al biopoder.


Sin embargo, el documento aclara que, aunque los actos de buen corazón, en muchos casos, representan una opción para conservar la vida, resultan insuficientes. Entre las conclusiones que arroja la tesis, se aboga por la implementación de políticas públicas solidarias que entiendan al fenómeno migratorio como la consecuencia de una injusticia estructural. Es decir, que conciba a la población migrante como grupos vulnerables cuya fragilidad es creada por el actual sistema social, político y económico mundial. Que entiendan que es necesario institucionalizar políticas públicas para revertir este proceso, sin importar particularidades de sus beneficiarios tales como la nacionalidad, raza o religión.

No es ningún secreto, en México se discrimina, se maltrata, se roba, se secuestra, se violenta, se mata al migrante. Ahora que Andrés Manuel López Obrador ha dicho que los ciudadanos debemos ser “personas de buen corazón” (ver punto 1 dentro de la Cartilla Moral) entonces será necesario también contar con un “gobierno de buen corazón”. Por ello las políticas migratorias en México deben inclinarse por hacer el bien al “cualsea”. Se debe evitar el sufrimiento, el acoso y la violencia contra nuestros hermanos migrantes. Un país de ciudadanos de buen corazón no puede tener un gobierno malévolo.

*Parte de esta columna retoma el contenido de la tesis doctoral “Sobreviviendo a la ruta: el ejercicio del biopoder en el control de migrantes centroamericanos” presentada recientemente por el Dr. Julián Rengifo López, egresado del Instituto de Investigaciones Culturales de la Universidad Autónoma de Baja California.


viernes, 28 de junio de 2019

La ciudad y la música: Construcción

Esta canción compuesta por Chico Buarque apareció por primera vez en el año 1971 en el disco titulado con el mismo nombre; en esa ocasión se interpretó en portugués, su idioma original. Años después sería grabada al español por el mismo artista.

Narra el último día con vida de una obrero de la construcción. Algunos han interpretado que su muerte se debe a un accidente y otros que él mismo decide quitarse la vida a juzgar por los cambios en los ritmos de la música que reflejan la ansiedad en la que se encontraba el personaje o bien, por el juego de palabras que el autor lleva a cabo y que cambian el sentido de la canción pero sin deshacerse del mortal desenlace.

La ciudad se beneficia indiscriminadamente de los obreros de la construcción y de los trabajadores en general, los que muchas veces están sometidos a las peores condiciones de vida, todo por la obsesiva búsqueda de la modernidad.

Versión original 1971



Una versión orquestada interpretada por Fito Paez
 

Interpretada en español por Buarque


Interpretación de Nacha Guevara

jueves, 27 de junio de 2019

La falsa antinomia del Reglamento de Tránsito de Ensenada


Hace unos días, la regidora ensenadense Norma Angélica Silva, propuso una reforma legal que resulta ser totalmente anti-ciclista. Anti-ciclista, incoherente, ilegal e incongruente. La iniciativa plantea la reforma del artículo 44 del Reglamento de Tránsito para el Municipio de Ensenada que pretende despojar a los ciclistas del derecho de paso preferente que tienen al momento de hacer uso de los cruceros viales. En las siguientes líneas explico por qué.


ES ANTI-CICLISTA
Anti: Adj. Opuesto o contrario. / Ciclista: Persona que anda o sabe andar en bicicleta.


Los objetivos de esa propuesta los podemos encontrar hasta el final del documento, en la página 9 de un total de 13; en el motivo Quinto de los siete que expuso en su proyecto. La posición que se le dio en el documento por sí misma, dirían los expertos en el análisis del discurso, exhibe la poca importancia que tuvieron al momento de desarrollar la reforma.

Los fines implícitos y explícitos de los que habla el proyecto son cuatro. Primero, trata de prevenir accidentes de tránsito. Segundo, intenta disminuir lesiones o muertes causadas por accidentes viales. Tercero, pretende promover la seguridad vial. El cuarto objetivo es resolver la “dificultad de aplicar el reglamento en cuestión en materia de sanciones por infracciones o incluso en siniestros donde un ciclista se vea involucrado”. 

Al final de cuentas, al quitar el derecho de paso preferente en cruces, la reforma opta por sobreproteger al vehículo, dejando de lado a quienes encontrándose en mayor vulnerabilidad tienen que convivir con éstos en los cruceros.

ES INCOHERENTE
No coherente. Coherencia:  Conexión, relación o unión de unas cosas con otras.

La propuesta surge a partir de supuestos falsos. De ahí su incoherencia, pues la conclusión no guarda relación alguna con las premisas o supuestos que le dieron origen. La falsa conclusión que plantea el proyecto es que el reglamento es tan confuso que está ocasionando accidentes entre ciclistas y vehículos. Afirma equivocadamente que el ciclista está siendo tratado tanto como un peatón como conductor de un vehículo y por ello genera tremendos líos a la hora de compartir las vialidades. De tal manera que la reforma pretende combatir una supuesta antinomia de la ley (1), es decir, dicen que en ese reglamento hay dos normas que se contradicen. Por una parte, aquellas normas que clasifican a la bicicleta como un vehículo y por otras el artículo 44, que lo equipara a un peatón al darle preferencia de paso. Tanto la regidora como sus operadores jurídicos están en un error.


La bicicleta sí es un vehículo. Y no porque sea de tracción humana como equivocadamente lo fundamentan en el proyecto (tracción es empujar o jalar algo) sino porque el artículo 7, el mismo que ella cita, tiene otro inciso que al parecer no leyeron, el b. Ahí se incluye textualmente como vehículos a las motocicletas y bicicletas. Coincidiendo con su argumentación, todo aquel que conduzca una bicicleta por las calles de Ensenada, tiene obligaciones derivadas del reglamento, por ejemplo, deben conocer y obedecer las señales reguladoras de tránsito. Hasta ahí no hay ningún problema.

El inconveniente deriva cuando la proponente y su equipo de asesores fija la controversia. Ésta, según ellos, consiste en que al peatón se le da “una preferencia indiscutible de paso respecto de cualquier vehículo en las vialidades de la ciudad, la cual también se le concede al ciclista, derivado de una reforma a dicho numeral publicado en fecha de 30 de octubre de 2017” (las negritas son propias). Este razonamiento es simplemente ilógico. Según el artículo 44 vigente, peatón y ciclista tienen preferencia de paso ÚNICAMENTE en cruceros y zonas con señalamiento. Es decir, el reglamento define bien que, quien conduce una bicicleta debe respetar el reglamento, pero fija una hipótesis que le da una cierta protección extraordinaria cuando en los cruceros y zonas señaladas le toque convivir con otro tipo de vehículos. Como se puede ver, no existe tal contradicción de normas.

Lo mismo pasa con los peatones. Los que se mueven por sus propios pies también están obligados a respetar el reglamento de tránsito. Es más, el artículo 50 del citado reglamento es un precepto hecho totalmente para ellos y los obliga a cruzar la calle observando ciertas prevenciones. Aún así, el artículo 44 los salvaguarda, al igual que a los ciclistas. Esto es así, porque en la vía pública, ambos son más vulnerables frente a los autos, que no son otra cosa que pesadas estructuras de metal moviéndose con altas velocidades.

ES ILEGAL
Adj. Contrario a la ley.

Esta propuesta además no es legal. De aprobarse se materializará, ahora sí, una antinomia. Esto es debido a que la contradicción de normas se puede presentar no sólo entre preceptos de un mismo texto jurídico, sino entre normas contenidas en reglamentos o leyes de diferente jerarquía. La Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano (LGAHOTDU) obliga a estados y municipios a reconocer y respetar cierta jerarquía vial que establece una preferencia en cuanto a movilidad urbana se refiere y lo hace en el siguiente orden:  personas con movilidad limitada y peatones, usuarios de transporte no motorizado, usuarios del servicio de transporte público de pasajeros, prestadores del servicio de trasporte público de pasajeros, prestadores del servicio de transporte de carga y usuarios de transporte particular (art. 73 LGAHOTDU).

Por si fuera poco, esa misma ley declara los principios que debe regir toda regulación y gestión de los Centros de Población. Entre ellos quiero destacar el principio de accesibilidad universal y movilidad (art. 4 fracc. X) que obliga a los Cabildos y a otras autoridades a promover “una efectiva movilidad que privilegie (…) el transporte público, peatonal y no motorizado”. Evidentemente, derogar la preferencia de paso que tiene el ciclista en cruceros es a todas luces una contradicción que de aprobarse, será ilegal y seguramente derivará en impugnaciones que a final de cuentas serán resueltas en los tribunales aplicando la ley de mayor jerarquía.

ES INCONGRUENTE
Incongruencia: falta de congruencia. Congruencia: Conveniencia, coherencia, relación lógica / En Derecho: Conformidad entre los pronunciamientos del fallo y las pretensiones de las partes formuladas en el juicio.

El fin de la reforma y los medios no guardan congruencia. Si lo que se busca es prevenir y disminuir los accidentes viales y con ello evitar muertes y lesiones, la sobreprotección al automóvil no es la solución, por el contrario. Darle preferencia a ciclista y peatón obliga a los conductores de vehículos motorizados a tomar mayores precauciones sino quieren recibir una resolución administrativa y judicial en su contra en caso de un accidente. Ellos, que conducen pesadas maquinarias de metal, deben ser más cautelosos al manejar. Si el Comité Municipal para la Prevención de Accidentes, artifice de esta propuesta, tiene conocimientos de que los accidentes viales se producen por una confusión o desconocimiento de los derechos del ciclista ¿no sería más conveniente proponer una campaña de promoción de esos mismos derechos?




1. ANTINOMIA. Implica que “dos o más normas regulan simultáneamente el mismo supuesto de hecho, de modo incompatible entre sí, siendo un problema central la selección de la norma aplicable”; Zegarra Vilchez, Juan Carlos en “Aplicación del "principio de especialidad" en las normas tributarias” http://www.ipdt.org/editor/docs/05_Rev43_JCZV.pdf

viernes, 21 de junio de 2019

La ciudad y la música: Trópico de Cáncer

Esta canción no requiere de mayores explicaciones. Es una crítica a la urbanización, sobre todo por ser la principal causa de la destrucción del medio ambiente natural. Salvador, el protagonista de la historia, es un ingeniero converso. La letra es la declaración de su renuncia a esa manera de ver a la llamada "civilización"como el único camino que tiene la sociedad de realizarse.

Cabe mencionar que la canción es interpretada por Café Tacuba en 1994,  cuando el término "Desarrollo Sustentable"no adquiría la popularidad que hoy tiene.

Buscando los mejores videos, encontré uno que apenas fue publicado en abril de 2019 por Azotea Producciones. El video es buenísimo! Ya lo pueden poner entre sus favoritos.

Video de Azteca
Otro video muy bueno

Versión estudiantes de la UNAM 

La mala administración también mata

Un menor de apenas 4 años murió en la unidad deportiva de la colonia Robledo. La causa del fallecimiento fue: falta de presupuesto. Se vuelve cada vez más común que las autoridades pongan como pretexto que no tienen dinero y por eso no han hecho lo que estaban obligados a hacer. Sobre todo cuando un problema se desborda o toca fondo, como se pudo ver en este lamentable accidente. 

Cierto, una banca hecha de metal y cemento cayó sobre la cabeza del menor provocando su muerte el fin de semana pasado. Esa fue la causa material del deceso. Pero bien dicen que todo lo que nos pasa en esta vida tiene su origen en la política ¿Cómo llegamos a tener estos espacios públicos tan deteriorados?

La administración municipal que aún nos gobierna pronto intentó deslindarse. En una entrevista, el director del Instituto Municipal del Deporte y la Cultura Física (IMDECUF) dijo que esto pasó porque la banca estaba dañada debido a que fue vandalizada recientemente. Si uno mira el video de la entrevista, se puede apreciar que las patas de esa banca lucen oxidadas y que probablemente estaba en esas condiciones desde hace tiempo. Al director se le hizo fácil repartir culpas: que si los amantes de lo ajeno, que si el comité deportivo vecinal, que si los grupos deportivos asociados, que si los vecinos… 

La realidad es que, según el Acuerdo de Creación, el IMDECUF es responsable del mantenimiento de esos lugares (Art. 5, fracc. IV). Si pudieron ver el reportaje que hizo Yerson Martínez, además de las circunstancias del accidente, el periodista registra las condiciones en las que está ese lugar. La negligencia de la autoridad es evidente: basura añeja acumulada, una alberca sin mantenimiento y en desuso, falta de iluminación, entre otros descuidos.

No son los comités deportivos vecinales los responsables de administrar y dar mantenimiento a esos lugares, como les hacen creer incluso a ellos cuando reciben su nombramiento. Aunque el reglamento interior del IMDECUF indica que se deben crear esos comités, la realidad es que no existe una normatividad que los organice y que defina bien sus funciones, su estructura y el tiempo que debe durar su encargo.

Es muy fácil decir que no hay dinero. El reto es organizar la administración para superar esas dificultades. Si se quieren apoyar en los ciudadanos, bien pueden proponer un programa de administración vecinal donde no sólo se les culpe por no reportar una banca dañada sino que se les den otras facultades y obligaciones, que los capaciten para que estén en posibilidades de colaborar en la gestión de esos espacios deportivos. Ya estamos cansados de que digan que todas las fallas son por falta de dinero. Por falta de dinero no atienden llamadas denunciando actos de violencia contra mujeres; por falta de dinero no cuidan las áreas naturales urbanas que debieran proteger; por falta de dinero, se permite la contaminación de drenes agrícolas; por falta de dinero no se sanciona a los choferes de autobuses que dan mal servicio y que no tienen aire acondicionado en sus unidades. Todo es por falta de dinero.

Para los que me preguntaban si hay responsabilidad patrimonial del Estado, la respuesta es sí. Cuando alguien sufre un daño en su persona como en sus bienes o derechos y esto se deriva de la actividad administrativa irregular, es decir, si los hechos o actos de la administración pública nos ocasionan algún daño y no existe justificación para ello, el gobierno, en este caso el Ayuntamiento, debe responder patrimonialmente. No puede alegarse ninguna excepción en este caso ya que, este suceso no fue algo fortuito, tuvo su origen en las malas condiciones de una banca; y sí, sí pudo evitarse, diseñando y ejecutando un programa de diagnóstico y mantenimiento de esos espacios y su mobiliario.

martes, 11 de junio de 2019

El polémico y necesario artículo 60

En fechas recientes, se polemizó por la inclusión del artículo 60 de la Ley Constitucional de Derechos Humanos y sus Garantías de la Ciudad de México. Un notario público y ex procurador general, inició el debate en algunos diarios nacionales argumentando que tal precepto era un “derecho a invadir”. Esta calificación, está totalmente alejada de la realidad y por lo menos encubre algo que pocas personas señalan: el derecho de la propiedad, debe tener límites. Tristemente, el escándalo que fue apoyado por terratenientes -reales e imaginarios- orillaron al legislativo local a modificar, por tercera ocasión, el contenido de esa norma.

Primero hace falta aclarar que la redacción original de este artículo no promovía las ocupaciones ilegales de la propiedad. Tampoco decía que no se iban a autorizar desalojos, ni solapaba a inquilinos que caían en el impago. No hablaba sobre la propiedad de uso comercial, ni desaparecía la deuda que los ocupantes hubieran podido contraer con los propietarios; no recetaba la expropiación del inmueble y mucho menos congelaba las tarifas de arrendamiento. Lo que sí hacía era reafirmar una obligación que ya tienen (y siguen teniendo) los propietarios: nadie puede hacer justicia por propia mano. 

No se puede desalojar a nadie si antes no se ha pasado por un debido proceso. Es un principio que ya está inserto en nuestra Constitución y otras leyes secundarias. Los legisladores consideraron necesario ser repetitivos porque los desalojos forzosos (e ilegales) se están incrementando, sobre todo en las grandes ciudades, como lo es la Ciudad de México. Desalojos que en muchos casos implican violencia y que en ocasiones protegen a los acaparadores inmobiliarios, especuladores que, amparados en una concepción absoluta del derecho de la propiedad, creen que puedan hacer con ella lo que les venga en gana.

Entender la diferencia entre un término y otro es importante. Mientras que el DERECHO A LA PROPIEDAD es, sí, el derecho humano de usar, disfrutar y disponer legalmente un bien inmueble, el DERECHO DE LA PROPIEDAD, se refiere al conjunto no sólo de todo lo que el propietario puede hacer, sino también implica que tiene obligaciones que cumplir. ¿No se indignan ustedes cuando ven miles de casas abandonadas? ¿No se enojan cuando el predio de su vecino tiene años desocupado y ya se ha convertido en un basurero público? ¿No se preguntan por qué hay millones de personas viviendo en la calle o en lugares insalubres? ¿No se han dado cuenta que la mayoría de los propietaris ni siquiera pagan impuestos por los ingresos que obtienen de la renta inmobiliaria? 

POR ESO, NECESITAMOS EL ARTÍCULO 60, para proteger, por lo menos momentáneamente a familias que, por alguna razón, se vean forzados dejar la propiedad que ocupan como vivienda. No todos los desalojos son por impago, algunos suceden porque la zona en que se encuentra una vivienda, que antes fue poco atendida por sus propietarios, de repente adquiere mayor valor y como los nuevos usos son más redituables, los dueños tienen mucha prisa por tener mayores ganancias. Lo más fácil y lucrativo es correrlos y hacerlo pronto. 

En este sentido, la ley sí debió acompañarse por políticas de vivienda a cargo del Estado, para dar una solución viable a este fenómeno social. Los gobiernos deben comprometerse a dar soluciones de vivienda accesibles en una ciudad incluyente. La propiedad inmobiliaria, lejos de ser un derecho para sus habitantes ahora se ve como una mercancía y como tal, se accede a ella sólo cuando se tienen capacidad económica para adquirirla. Las personas con menores ingresos no tienen, de hecho, el derecho a la ciudad central y siempre son desplazados a colonias marginadas y con graves carencias de servicios públicos y equipamiento. El artículo 60, antes de su reforma, era una avanzada en derechos humanos. Nos acercaba a legislaciones como la brasileña y la colombiana, que son las más progresivas en cuanto a la función social de la ciudad y de la propiedad se refiere. NECESITAMOS EL ARTÍCULO 60.

viernes, 7 de junio de 2019

La ciudad y la música: Under Pressure

Si musicalmente es una pieza extraordinaria, la letra -la historia que cuenta esta canción- es apabullante. Under Pressure, aunque si bien es cierto que parte de un escrito de David Bowie, la versión final es producto de una auténtica colaboración de todos los miembros del grupo. 

Bowie había implementado una forma democrática de trabajar que consistía en que todos y cada uno se encerraran individualmente y de manera consecutiva en la cabina  y, sobre la base instrumental que existía comenzaran a grabar lo que se les iba ocurriendo.

Los integrantes de Queen y Bowie terminaron contándonos sobre la soledad y la opresión que padece la sociedad, pero las narran a partir de su exposición en el espacio urbano, en la ciudad. No se refieren a aquello que se sufre en privado, en el hogar, lo que les interesa revelarnos es algo que es tan severo y tan generalizado que se expresa públicamente, sobre las calles. No están considerando pues que sea un problema de un sector particular sino por lo contrario, es una angustia colectiva. 

Es la descripción, también, de una humanidad-individuo, una sociedad fragmentada y egoísta; por lo menos eso interpreto cuando señala que no encuentra el amor; y no se refiere al amor romántico, sino al amor en general. 

Habla también de la solidaridad. Apela a generar empatía y preocupación por aquellos que están en "the edge of the night" -sobre el filo de la noche. Quizá se referían a los indigentes, quizá intentaron decir que todos estamos de alguna manera y en sentido figurado, sin un hogar a donde regresar.

Como dato curioso, esta canción fue grabada en la ciudad que eligió Freddy Mercury para vivir los últimos años de su vida y curiosamente, Bowie había decidido mudarse ahí, justo en la época que se grabó la canción. Me refiero a Montreux, en Suiza, una diminuta ciudad que en ese tiempo tendría poco más de 20 mil habitantes casi los mismos que tiene en la actualidad.

Ya tienen una canción, en muchas versiones para disfrutar este fin de semana, this is our last dance.


Mi versión favorita, la del concierto



La versión del álbum



David Bowie, en vivo, desde Amsterdam


De nuevo Bowie pero ahora con la sensancional Annie Lennox


jueves, 30 de mayo de 2019

Fraccionamientos irregulares en Mexicali: 800 hectáreas de impunidad


En Mexicali hay más de 8 millones de metros cuadrados de suelo en fraccionamientos irregulares. Esto significa más de 800 hectáreas en total. Para que quede más claro, imagínese que en esos fraccionamientos cabrían 831 Plazas de Toros Calafia, 56 Plazas Cachanillas o bien 26 Bosques de la Ciudad. En total son 48 fraccionamientos en estas condiciones. Este tipo de suelo urbano es, al final de cuentas, un problema para todos, aunque pocos sepan por qué. Aquí trataré de explicar cómo nos impacta a todos.

Primero hay que saber que existen fraccionamientos regulares e irregulares. Los primeros, son aquellos que surgieron cumpliendo con toda la normatividad establecida. Es decir, cuando se compra una propiedad inmobiliaria no sólo se adquiere un predio con o sin construcción; el vendedor debe garantizar que ese inmueble no está en una zona de riesgo, que no hay afectación ambiental grave, que está preparado para conectarse a la red de agua potable, al drenaje, a la electricidad; que tiene alcantarillado, alumbrado público, pavimentación y que cerca de su propiedad existen áreas verdes, entre otras cosas. Los que adquieren un inmueble en un fraccionamiento regular tienen la seguridad que serán reconocidos como plenos propietarios. Los predios en fraccionamientos irregulares no tienen nada de esto.

No es un problema sólo de los compradores; el medio ambiente de la ciudad también se ve impactado. De poco vale que se le dediquen millones de pesos al programa de pavimentación, pues las vialidades, no son propiedad del Ayuntamiento como el resto de las calles y por ende ninguna obra con recursos públicos se puede ejecutar en ellas. Seguramente alguien estará pensando que conocen varias colonias que empezaron así, irregulares, pero que ya sus residentes lograron arreglar esa situación: Robledo, Hidalgo, Santorales y un largo etcétera. Y esto es cierto, una buena parte de la ciudad surgió de esa manera. Pero tuvieron que pasar años para obtener un título de propiedad; los que han tenido suerte, ya tienen servicios públicos, otros siguen esperándolos.

Hay muchas consecuencias ambientales más, pero también urbanas, económicas y sociales. Vender lotes en estas condiciones es tipificado como fraude equiparado y nuestro Código Penal lo sanciona con cárcel (aun si el predio es de la propiedad del promotor). A pesar de que el Ayuntamiento es quien tiene el derecho de ejercer acción penal, a sancionar con multas y a exigirles el cobro del impuesto predial, pocas veces actúa contra los vendedores quienes cínicamente siguen ofreciendo lotes, anunciándose incluso en diarios locales o por internet.

Es importante aclarar que no todos los fraccionamientos irregulares son iguales. Hay por lo menos en la lista que ahora público un par de fraccionamientos que, están proyectados sobre terrenos propios, por ejemplo, el de los jubilados ferrocarrileros, pero que no han podido hacer efectiva la titularidad de la tierra. Otros, como el fraccionamiento Maestros Democráticos de la Base, residencial de vivienda media, fueron alentados por líderes corruptos sindicales en contubernio con políticos locales del PRD y del PAN.

El Instituto para el Desarrollo Inmobiliario y la Vivienda (INDIVI) es el organismo que debería regularizar estos sitios. No obstante, la forma de operar es no sólo ineficiente, sino que se erige como un promotor de este delito. Cuando INDIVI regulariza, la única forma que conoce para tomar el control legal del predio es firmar un convenio con el delincuente, es decir, con el promotor inmobiliario. De esa manera INDIVI asume todas las obligaciones que éste le correspondería por ley pero cobrando su trabajo a los vecinos. Nadie se preocupa por denunciarlo, por cobrarle impuestos atrasados, por obligarlo a pagar trámites y trabajos técnicos a estos personajes. Los dejan irse con los bolsillos llenos, sin más. Lo que es peor: INDIVI exige a los posesionarios una carta finiquito para poder expedirles su título de propiedad, carta que tiene que firmar el propietario, o el desarrollador. Este por lo regular se los niega y aprovecha para hacer nuevos cobros a los compradores quienes por lo regular acceden para no quedarse sin título. Para colmo, si quedaran lotes vacantes, el precio de estos, gracias a la posibilidad de certeza jurídica, incrementan su valor y con ello, las ganancias del vendedor.




Si conocen algún fraccionamiento así, estaría muy agradecida me indiquen dónde está y quién lo está vendiendo.

viernes, 24 de mayo de 2019

La ciudad y la música: Corazón de Neón

Corazón de Neón es una canción lanzada en 1987 por la Orquesta Mondragón pero escrita por Joaquín Sabina. Su letra es un aguda crítica a la acelerada, insalubre y contradictoria vida que se vive en las grandes ciudades. Es al mismo tiempo un agradecimiento por la libertad que ahí se vive y un reclamo por las desigualdades que se padecen. La ciudad, como aquí se muestra, es una musa de una rara inspiración.

Podemos encontrar varias interpretaciones, la original, como ya se dijo de Orquesta Mondragón, así como versiones donde Javier Gurruchaga canta ya sin la Orquesta, o junto con Joaquín Sabina y también con Andrés Calamaro; en otros covers podemos escuchar la versión de Lolita Cortez o Alejandra Guzmán.

Aquí pongo algunas versiones de esta misma canción.

ORIGINAL



VERSIÓN SINFÓNICA

JAVIER GURRUCHAGA CON JOAQUÍN SABINA Y ANDRÉS CALAMARO
 


INTERPRETADA POR ALEJANDRA GUZMÁN


EN LA VOZ DE LOLITA CORTEZ
 


JAVIER GURRUCHAGA A PALOMAZO
 

La perspectiva urbana de l@s candidat@s por la alcaldía de Mexicali

Foto: cortesía de RadarBC
La planeación y el desarrollo urbano también es un tema a cargo de los gobiernos municipales. De hecho, es una de sus principales funciones. A pesar de esto, el tema fue minimizado por el Instituto Electoral del Estado de Baja California que no lo incluyó en sus ejes temáticos entre los debates que organizó por la alcaldía de Mexicali. Fue traído a colación sólo como un factor vinculado al tema de la seguridad pública. Aún así, pudimos escuchar varios planteamientos de tod@s l@s candidato@s en este rubro. Aquí sintetizo sólo algunas de las propuestas que presentaron en esa ocasión, en sus compromisos de campaña y en varias entrevistas que circulan por la red.

Elvira Luna (PBC). Un tema toral en el urbanismo es la movilidad, la candidata por el PBC propone mayores rutas y condiciones dignas del transporte público. Además, abordó algo que ha demandado la mayor parte de la población: disminuir las tarifas. Plantea también llevar pavimentación económica para colonias de bajos ingresos. Se comprometió a la recuperación de espacios públicos y también se pronunció por la regularización de fraccionamientos informales, aunque el interés principal, según lo expuso en el debate, es cobrarles el predial adeudado. También quiere “rescatar” el Centro Histórico, fomentando que en la zona se lleven a cabo festivales que expongan no sólo la cultura mexicalense y la china, sino también la cucapá y la haitiana. Respecto a esto último, no dijo nada sobre la perspectiva social que necesariamente tiene que incluir esta propuesta. El Centro Histórico es el soporte físico donde indigentes, migrantes y enfermos mentales tejen las redes sociales que los ayudan a sobrevivir. 

Guadalupe González Fregoso (PRI). Esta candidata se manifestó por reforestar la ciudad y reducir las emisiones que se emiten a la atmósfera ejerciendo mayor control de los procesos que se llevan a cabo en las unidades económicas de competencia municipal. Entre sus propuestas más relevantes, y que está íntimamente relacionada con el tema urbano, es incrementar la recaudación de impuestos cobrando con mayor eficiencia a los propietarios de terrenos baldíos y viviendas abandonadas. En este sentido, creo que es importante también reformar la ley para obligar a los propietarios a hacer un uso de los predios abandonados o subutilizados, como ya se hace en Brasil y Colombia; en esos países, han avanzado pasos gigantes al incorporar la llamada función social de la propiedad. Igual que otras candidaturas, propone crear centros comunitarios donde se les enseñe distintas habilidades a las mujeres como un apoyo para fortalecer la economía familiar. También ha mencionado que quiere reforzar las instalaciones deportivas comunitarias.

Gustavo Sánchez (PAN). En el último debate, el alcalde con licencia no mencionó nada respecto al desarrollo urbano. Pero en el foro de Coparmex sí dio una propuesta que también trae Marina del Pilar y Elvira Luna, reubicar la Unidad de Transferencia de Residuos Urbanos. También habló sobre el rescate de la zona lagunar y presumió que el actual alcalde en funciones acaba de dar estos terrenos a una asociación civil conformador el empresariado local con el objetivo de administrarla. Lo que no dijo es que la idea es privatizar el espacio público. Considero que no está mal que se gestione esa zona, e incluso que se haga un mínimo cobro, pero no está siendo congruente con la Ley General de Asentamientos Humanos que incorpora el principio de “Participación Democrática y Transparencia” que implica incluir a los ciudadanos en la formulación, seguimiento y evaluación de las políticas, planes y programas que determinan el desarrollo de las ciudades y el territorio.

Jaime Dávila Galván (PRD). Para empezar su campaña ha sido la expresión de su gran interés por el tema ambiental pues está interviniendo varios espacios públicos, reforestando y pintando algunos murales en la ciudad. Lo malo es que su visión es algo pobre porque lo ambiental para él se reduce al incremento de las áreas verdes de la ciudad (que no está mal pero no es suficiente). Propuso como acción estratégica, la ejecución de un gran parque central en lo que ahora ocupan los terrenos del ferrocarril (que muchos son propiedad de jubilados ferrocarrileros). Éste, como él mismo lo reconoce, es un proyecto difícil de implementar, pero considero que es necesario para remediar un poco los índices de contaminación que se sufre en esta ciudad. También manifestó su intención de instalar centros de desarrollo comunitario en cada una de las colonias de Mexicali en el ánimo de fomentar la cultura y la expresión artística de la juventud. Habla mucho sobre fortalecer la identidad comunitaria y la identidad del mexicalense.

José Gerardo Aguíñiga (MC). Este candidato no confía mucho en la correlación que existe entre seguridad pública y urbanización (que sí la hay, aunque el problema es más complejo). Él sostiene que esta situación es una cuestión económica y como problema económico se tiene que tratar. Me parece que su afirmación es correcta. Aunque desde el urbanismo se puede hacer muchas cosas para disminuir la inseguridad, ninguna política pública tendrá éxito si no se garantiza a la población el acceso a empleos bien pagados. Se pronunció por abordar el tema de la sobreexplotación del acuífero en el valle de Mexicali, la contaminación del suelo por salinidad y la reorganización de usos de agua. Estos temas ambientales, hay que decirlo, no son competencia del gobierno municipal, aunque el municipio bien puede intervenir como actor político.

Marina del Pilar Olmeda (Coalición JHH). Para las colonias de la ciudad propone crear casas de convivencia dirigidas por jóvenes y éstas deberán incluir bibliotecas. Me hacer ruido que este tipo de equipamiento lo plantean tres candidat@s, pero tod@s traen una visión desde arriba; es decir, tod@s han planteado desde el proyecto para qué van a usarse y por quiénes se usarán. Es una idea errónea pues, para garantizar su éxito primero hay que ir a la comunidad a ver qué es lo que ellos mismos necesitan y quieren para ese tipo de espacios. Dijo además que creará un patronato para el desarrollo económico y cultural del Centro Histórico, aunque, al igual que Elvira Luna, no dice si abordará también la problemática social y urbana que esta zona presenta. El proyecto más relevante que encontré es el que ella llama “El programa más grande de pavimentación” en el que promete hacer uso de alta tecnología no sólo para reparar los baches, sino para diagnosticar el estado en el que se encuentran las vialidades de la ciudad.

miércoles, 15 de mayo de 2019

El oscuro origen de Central Park y su relación con el Centro Histórico de Mexicali

Uno de los parques más bonitos del mundo tiene uno origen clasista. Estoy hablando del Central Park, al que por lo menos conocemos en películas. Se construyó no tanto para mitigar los estragos de una incipiente industrialización sino más bien como una manera de excluir del espacio público, a personas y comportamientos que no eran del agrado de las clases media y alta. 

¿Qué sucedía en Nueva York? Según el texto "Central Park y la producción del espacio público: el uso de la ciudad y la regulación del comportamiento urbano en la historia, de Álvaro Sevilla-Buitrago, a mediados del siglo XIX la ciudad estaba pasando por una expansión económica, era también un punto importante de distribución de mercancías, desarrollaba aceleradamente su producción industrial y, tenía un fuerte sector financiero. De estos cambios económicos, como es común, surgieron cambios sociales.

La ciudad estrenaba “nuevos ricos” quienes tenían también diferentes patrones de consumo. Por otra parte, a la isla llegaba mucha mano de obra migrante europea, atraída por este auge económico y al tiempo las condiciones de trabajo se precarizaban; los aprendices, artesanos y cierto tipo de comercio ya no resultaban ser tan necesarios para esta sociedad renovada, paradójicamente, aumentaba la tasa de desocupación y disminuían los ingresos de las familias. Estos cambios sociales llevaban a transformaciones sociourbanas.

Entonces el espacio público se convirtió en un importante recurso de sobrevivencia para las clases más bajas de la ciudad. Era el soporte donde ese sector tendía sus redes sociales y económicas: niños que jugaban en las calles al tiempo que recogían de ellas artículos que después vendían; mujeres en constante contacto que armaban redes de solidaridad y apoyo; taberneros que eran prestamistas de las familias obreras de los barrios; tabernas que eran puntos de encuentro para la discusión política. No faltaban las manifestaciones callejeras y la aparición desmedida de vendedores ambulantes, mendicidad y hasta robos. Se sabe que las calles servían hasta para alimentar al ganado con los desperdicios de esa ciudad.

El problema fue que esos espacios eran compartidos con las otras clases sociales, lo que pronto generó conflictos. Dos arquitectos, Frederick Olmsted y Calvert Vaux, proporcionaron una “solución urbana”: se diseñaría un gran parque que serviría para educar el comportamiento de las masas. De esta manera propusieron la creación de secciones en el Central Park asignando a cada zona un uso permitido que ellos mismos habían preestablecido. De esta forma lograron separar a los habitantes por “tipos de usuarios”.

Propusieron también reglas de acceso: establecieron horarios, prohibieron la mendicidad y acceder en arapos no estaba permitido. Se acompañó también de propaganda intensiva que servía para enseñar a la población la manera correcta de usar el parque. El proyecto también se acompañó de reglamentos y de la función policial, con sanciones que alcanzaban hasta los 30 días de cárcel y multas por 50 dólares (equivalente al salario de 5 meses de trabajo de un trabajador masculino en la industria textil). Pero los arquitectos, no apostaban tanto a las sanciones si no por el definir desde el mismo proyecto arquitectónico las secciones del parque y los usos permitidos y con ello educar a la población para el buen uso del lugar. No sobra decir que al final, las multas se convirtieron en algo común.

Las secciones de parque separaban a la población, sin decirlo, por clases sociales: la Rambla, área arbolada era para uso de parejas jóvenes; el Prado de Ovejas, es el lugar ideado para niños; el Lago, con cisnes, presumiblemente se diseñó para los obreros; Tour y Camino de Bridas, era para el uso de carruajes y jinetes, actividades exclusivas para la burguesía; en la vaquería, se llevaba a cabo donación de comida para madres e hijos. Era un espacio hecho para separar a la población por espacios diferenciados.

Hago la relación con el Centro Histórico, porque en las múltiples intervenciones que ha tenido nunca han podido evitar que se perciban a los migrantes, indigentes, enfermos mentales, trabajadoras y trabajadores sexuales, vendedores ambulantes e incluso hasta los músicos como personas indeseables que hay que expulsar. Hay quién propone se saquen bares y cantinas (que es lo que ha mantenido con vida a esa zona) y que se quiten también los albergues para migrantes, siendo que, por el tipo de servicios y productos que el centro ofrece, así como su conectividad con toda la ciudad, es el sitio que, como aquel Nueva York del siglo XIX, provee de los recursos necesarios para que sobreviva este sector vulnerable.

Se vuelve relevante exponer tales similitudes en estos tiempos electorales, porque una candidata a la alcaldía se acercó recientemente a un grupo de comerciantes del Centro Histórico y seguramente de ahí tomó su propuesta de crear un patronato de fomento cultural y económico para esa zona. Esto es muy positivo, pero no hay que perder de vista ahí la cuestión social, no hay que desbaratar redes sociales comunitarias, no hay que limpiar las calles de personas y conductas no deseadas únicamente porque nos desagrada su imagen o tenemos miedo de una delincuencia real o imaginaria. Primero es necesario conocer los usos que se le da ahora mismo al Centro Histórico, y tomarlos en cuenta a la hora de planear. No debemos apoyar ni la exclusión ni la fragmentación.

Las intervenciones urbanas deben también procurar proporcionar el bienestar mínimo que merecen estas personas que lo habitan y lo usan y que se encuentran en estado de vulnerabilidad. ¿Quién los va a representar en ese Patronato? ¿El desarrollo económico que se genere también les va a beneficiar? ¿No los van a subemplear como ya se ha hecho en otras ocasiones?