viernes, 1 de marzo de 2019

Cobrar impuestos a Airbnb ¿Es bueno o malo?

Pocos se enteraron de que el gobierno federal cobrará impuestos sobre hospedaje a Airbnb. La Estrategia Nacional de Turismo que presentó el domingo pasado Miguel Torruco Marqués, secretario del sector, incluye la aplicación de este instrumento fiscal como una medida para “evitar, la extra oferta hotelera” que, según el servidor público, es “una parte negativa y que compite de forma desleal con la hotelería del país”. La med
ida no descubre el hilo negro: la regulación de este tipo de servicios es una tendencia mundial.

Como algunos saben, Airbnb forma parte de la llamada economía colaborativa. Este nuevo modelo de negocios se caracteriza por conectar a las personas que ofrecen un producto o servicio con el usuario que lo necesita a través de una plataforma de internet. Los dueños de estas plataformas son intermediarios de las transacciones y se quedan con una comisión sobre las ganancias de cada operación realizada.

El éxito de Airbnb probablemente sea consecuencia de las mismas fallas del sector hotelero formal. Si usted pregunta a sus amigos y conocidos, como yo lo hice, sabrá el porqué de su éxito. Entre otras cosas, los usuarios afirman estar ahorrando dinero y se sienten satisfechos con el servicio recibido. Además la plataforma ofrece espacios disponibles en distintos sitios del mundo, cuentan con varias opciones de pago y tienen una baja tasa de conflictos entre huésped y anfitriones. Otra característica que me llamó mucho la atención fue que, varios de mis informantes, afirmaban que usaban Airbnb porque los hacían sentir como en su propia casa, les gustaba la originalidad de los diseños de esos espacios, así como su lujo, ubicación y comodidad.

Dicen los capitalistas que el mercado se regula solo y pues, en este caso parece ser que sí. La economía informal colaborativa se está comiendo a la economía formal, a la distribución de bienes y servicios tal y como la conocemos. ¿Es esto es malo? No necesariamente, pero la falta de regulación sí es altamente negativa para el desarrollo regional.

Es muy sencillo de comprender. De nuestros impuestos, incluyendo el que paga el sector hotelero, se mantiene la infraestructura, equipamiento, espacios públicos naturales y construidos de los destinos turísticos. El Estado proporciona los servicios públicos necesarios para hacer una comunidad habitable y atractiva, ya sea que se use para vivir o para visitar. Nada de eso es gratuito y todo sale de nuestros bolsillos. Por eso es imprescindible que se obligue a empresas como Airbnb a ser corresponsables del desarrollo económico, urbano, ambiental y social de una región, y que no se limiten a estirar la mano para recibir ganancias.

Además de esto, las economías colaborativas, están desde hace tiempo en la mirilla de la crítica internacional. Estas empresas han sido acusadas de evadir el pago de contribuciones fiscales, además no se hacen responsables de las obligaciones laborales que puedan generar, ni han sido capaces, en muchos de los casos, de garantizar un buen producto o servicio al cliente (quizá esto sea más claro con Uber), sin contar que no tienen las autorizaciones administrativas necesarias para ofrecer legalmente el bien o servicio.

Por eso, aunque la medida del secretario de turismo es positiva, lo que me parece que está mal planteado es la intención de la regulación. Fue planteada como una medida de proteccionismo, no es otra cosa que el capital pidiéndole a gritos al Estado que lo resguarde, algo que, según los defensores a ultranza del capitalismo, no debería de pasar.

El Gobierno Federal no debería entonces favorecer únicamente a los intereses empresariales. La medida tendría que acompañarse por otras que permitan compensar el deterioro ambiental y urbano que genera el turismo, llevar el desarrollo social a esos sitios, capacitar a los que de hecho ya desarrollan actividades en ese sector y, sobre todo, proteger a quiénes están más vulnerables dentro de ese modelo económico alternativo.

Debe facilitar la permanencia de este modelo económico alternativo, sí, pero ejerciendo ciertos controles. Debe procurar que se cumplan requisitos mínimos de operación sin obstaculizar su permanencia en la tercera actividad más redituable de le economía mexicana.

Y ya que hablamos de turismo, en la misma presentación se dijo que en menos de dos semanas se pondrá la primera piedra de lo que será el Chinatown en Mexicali. No se mencionó nada sobre San Felipe, y eso es preocupante dadas las condiciones sociales y económicas de ese puerto. El impulso económico de ese sitio sí que es relevante para el desarrollo social de la región.

lunes, 28 de enero de 2019

¿Qué tan grave es el problema de la vivienda abandonada en Mexicali?

Vivienda abandonada
Fuente: Colectivo ODDA
Primero hay que aclarar que hasta ahora no hay cifras precisas sobre este problema sociourbano. No obstante, existen varios estudios que nos pueden dar una idea de qué tan grande es el monstruo que tenemos que enfrentar. Varias instituciones públicas han hecho diversos esfuerzos por aclarar la cifra y de cierta manera nos acercan a una descripción del fenómeno. 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) es el que más ha contabilizado este tipo de viviendas. En cada censo y en cada encuesta intercensal (10 y 5 años respectivamente) las personas que aplican los cuestionarios recorren todo el país contabilizando las viviendas habitadas y no habitadas. Pero el estudio que más se acerca a esta cuestión es el denominado “Inventario Nacional de Viviendas”.

Este inventario es elaborado en cumplimiento de una ley. Ahí el INEGI documenta los “cambios geográficos, estadísticos y todas aquellas adiciones o modificaciones técnicas o de información que permitan un mayor conocimiento sobre la vivienda, la población y las condiciones del espacio geográfico donde se ubican éstas”*. Uno de los elementos registrados es precisamente el número de viviendas no habitadas.

La información se expresa manzana por manzana. Además este inventario se nutre de la información del Censo de Población y Vivienda de 2010, de la encuesta intercensal de 2015 así como de la Encuesta de Vivienda Deshabitada elaborada por la Comisión Nacional de Vivienda. Las cifras que arroja este estudio incluyem las cantidades de edificaciones deshabitadas en México, es decir, aquella que está totalmente construida y disponible para ser habitada y que al momento del censo no cuenta con residentes habituales, no es de uso temporal y no es utilizada como local para actividades económicas. El número arroja una situación ya predecible.

En nuestro municipio existen más de 64mil viviendas no habitadas**. Sin embargo, esta cifra hay que tomarla con precaución. Primero por la desactualización que tiene la principal fuente del inventario: el censo de 2010. De ese tiempo hasta hoy, la situación de las viviendas debió haber variado considerablemente. Segundo porque la cifra incluye viviendas de uso temporal. La síntesis de la información en línea no incluye el desglose de la información por lo que expresa la cantidad de vivienda no habitada, es decir, la suma de vivienda deshabitada y vivienda de uso temporal. La tercera consideración es que en el conteo de viviendas no habitadas, también están incluidas aquellas en proceso de venta o renta, en remodelación así como las abandonadas y las que han sido compradas pero al momento del censo aun no eran ocupadas por sus compradores.

Una ventaja que ofrece el INV es que incorpora datos de nuevos desarrollos. A partir de la información del Registro Único de Vivienda (RUV) el INEGI pudo contabilizar los nuevos desarrollos que no fueron considerados en el censo de 2010 y hasta el año 2012.

Vivienda vertical abandonada
Fuente: Colectivo ODDA



A pesar de estas consideraciones es la cifra que mayor refleja el panorama que se vive en Mexicali y no es nada alentador. La vivienda no habitada representa casi el 35% de la vivienda particular en el municipio. Del análisis de los datos puede observarse la situación crítica en la que se encuentra la colonia Progreso con más del 65% de vivienda no habitada; el ejido Puebla (donde están los desarrollos conocidos como Valle de Puebla y Pedregal) que tiene el 56% de la vivienda en las mismas condiciones; y San Felipe que registra un 54% de casas no habitadas.

La calidad de vida de los vecinos de las zonas deshabitadas son los que más se ven afectada porque viven día a día esas condiciones de existencia. Por razones de espacio no voy a profundizar en los problemas sociales, urbanos, ambientales, administrativos, fiscales y de salud pública que este fenómeno representa, pero sí es necesario llamar la atención en que es urgente tomar las medidas necesarias para reintegrar al mercado estos inmuebles a precios accesibles y de ser posible, con la menor intermediación en el proceso de venta (para no incrementar más los precios). No hay que olvidar que la vivienda es un derecho humano universal.

Vivienda No Habitada en el municipio de Mexicali
Fuente: INEGI, 2018



 * INEGI, 2018; Inventario Nacional de Viviendas 2016: síntesis metodológica; INEGI. México.
** La vivienda no habitada es definida como la vivienda deshabitada más la vivienda de uso temporal (que es la destinada para vacacionar o descansar por días semanas o meses). 


domingo, 30 de diciembre de 2018

Tiempo de cortesía


Ahora que estas festividades nos obligan a salir a comprar ciertas cosas, noten que, la mayoría, sino es que todos los estacionamientos de centros comerciales, no cumplen con el Reglamento de Estacionamientos para el Municipio de Mexicali al que están obligados a cumplir.

Los operadores de estos sitios tienen varias obligaciones. Por lo pronto, quiero llamar la atención sobre una de ellas, me refiero al tiempo de cortesía, que debe ser de por lo menos 20 minutos. Las sanciones por infringir dicha norma pueden ser amonestamiento, apercibimiento, multa de hasta 500 salarios mínimos, la suspensión temporal del permiso o incluso, la revocación del permiso.

¿Qué sanción deberían tener los operadores por esta falta que no es casual, sino como ya se dijo, es sistemática? Es decir, no es un error o un olvido, es una omisión deliberada.

Artículo 6.‐ Las plazas y centros comerciales se consideran estacionamientos públicos cuando se cobre por el servicio; debiendo contar con el respectivo permiso para su funcionamiento, los cuales deberán otorgar tiempo de cortesía, mínimo de 20 minutos, sin ningún tipo de condicionante, como sellos, firmas u autorizaciones de los establecimientos o locales, adquisición de productos o contratación de servicios y colocar avisos en lugares visibles, para que los usuarios conozcan estos derechos.

martes, 4 de diciembre de 2018

Los sitios web más interesantes sobre temas de urbanismo

Los aficionados al urbanismo tenemos sin duda un gran problema: exceso de información. Por eso es muy importante seleccionar bien los sitios en donde nos actualizamos sobre los acontecimientos más relevantes que genera esta actividad.

En este texto, quiero presentar una compilación de los 5 sitios que en lo particular me han gustado para informarme sobre las distintas prácticas y propuestas de hacer y rehacer las ciudades. No son los únicos, pero hasta el momento son los que me parecen más atractivos y actualizados.

Si tienen sugerencias o conocen páginas webs o blogs que desarrollen estos temas, no duden en hacérnoslo saber por cualquier medio.

El Café de las Ciudades (Argentina)

Estamos a unos días de que este sitio cumpla ya sus primeros 16 años de existencia. Básicamente es una revista digital sobre urbanismo que se publica mensualmente. Su creador, Marcelo Corti, arquitecto y urbanista, pensó que era necesario crear un espacio para que desde diferentes disciplinas y perspectivas se pudiera compartir el conocimiento sobre la ciudad. Hasta la fecha van 163 ejemplares publicados en línea. Aunque la mayoría de los textos que pueden ahí leerse se refiere a la realidad urbana argentina, también pueden encontrarse textos que exponen temas más generales sobre la actualidad de la ciudad y el desarrollo.


The Guardian – Cities (Inglaterra)

Ideada desde 2014 como una amplia sección dentro del espacio de The Guardian —una casa editorial que se jacta de ser independiente de empresarios y políticos— Cities es la plataforma virtual donde se exponen y discute “la vida urbana y el futura de las ciudades en el mundo”. Ahí podemos encontrar textos sobre la situación de proyectos urbanos así como los problemas sociales que estos implican. Un tema recurrente en ese apartado es el fenómeno de gentrificación, el arte urbano, los grupos o comunidades urbanas, grandes proyectos de edificación, entre otros tantos. Se publica en inglés y se actualiza diariamente. Aunque sostiene no contar con patrocinios (y solicitan al lector le haga cualquier donativo que esté a su alcance), también aclara que es patrocinada por la Fundación Rockefeller.


Como el mismo sitio refiere, La Gaceta de Ciudades Sustentables es un documento informativo sobre temas urbanos. En sus páginas compila publicaciones sobre acontecimientos, estudios, iniciativas y problemáticas urbanas tanto de ciudades de México como otras ciudades del mundo. Esta publicación es elaborada por el Centro Mario Molina, una asociación civil creada en 2004 para promover la protección del medio ambiente, el uso de la energía y la prevención del cambio climático, actividades que ha impulsado el Dr. Mario Molina. Se emite cada lunes en formato PDF y hasta el momento de esta publicación tiene un total de 185 ediciones.


Planetizen (Estados Unidos de América)

Este sitio compila noticias e información sobre proyectos arquitectónicos y desarrollo urbano. Es desarrollado por Urban Insight Inc., una organización que ofrece desarrollo de soluciones digitales para empresas. Planetizen frecuentemente publica listas de ponderación sobre temas de urbanismo. Recientemente dio a conocer su top de libros sobre planeación urbana publicados en 2018. Además tiene una sección de empleos (por lo regular en EUA) tienda en línea (de artículos con imágenes relativas a la planeación), entrenamiento y educación.

The City Fix Internacional  (Estados Unidos de América)

Este sitio es una red de diversos profesionistas y ciudadanos interesados en hacer de las ciudades un mejor lugar para vivir. Esta web está a cargo del programa WRI Ross Center for Sustainable Cities, del World Resources Institute. La pagina informa que cuenta con el respaldo de expertos de Brasil, China, India, México y Turquía. The City Fix México es el apartado de esa plataforma para temas de nuestro país.

Periódico Ciudad Futura / 시 미래 신문 (Corea del Sur)

Sí, es un sitio coreano sobre planeación y desarrollo urbano. Es verdad que el idioma es una barrera importante para acceder a la información que presenta esta página web, pero con ayuda de herramientas como Google Traductor, usando la propia intuición y la información que se desprende de cada imagen, podemos navegar por el portal y acceder a notas que indiquen algún tema específico de nuestro interés. La aportación que hace este sitio para los hispanoparlantes, es su capacidad de trasladarnos a una visión distinta de la forma de hacer ciudades y de enfrentar los conflictos urbanos que se presentan en sitios muy distintos a lo que conocemos. Leerlo es una manera de abrir nuestra mente a formas distintas de pensar la ciudad. Además el sitio expone no sólo casos locales sino que le da cabida a prácticas y propuestas urbanas de diversos sitios del planeta.

domingo, 2 de diciembre de 2018

El Patrimonio Cultural y el Medio Ambiente: una relación poco visible

El deterioro del Taj Mahal nos sirve como  ejemplo de que la contaminación ambiental está peleada no sólo con la salud pública, sino también con los esfuerzos por conservar el patrimonio cultural de las ciudades.

El daño que tiene este famoso edificio no sólo se debe a la indiferencia de las autoridades, también ha sido responsable una mala planeación urbana así como el descuido de todos de las condiciones ambientales que prevalecen en el sitio.

Una refinería de petróleo ubicada a 50 km del edificio hizo que sus muros se tornaran amarillos debido a la lluvia ácida que provoca. También ha dañado los muros la contaminación que provoca el excesivo uso de vehículos de diesel que circulan cerca del famoso mausoleo.

La contaminación del río Yamuna ha ocasionado el deterioro de sus cimientos. Pero también lo hace la disminución de las corrientes de agua subterráneas, ya que el Taj Mahal está edificado sobre varios pozos que necesitan tener cierto volumen para desempeñar eficientemente su función original. Estas condiciones no fueron consideradas  al implementar las represas sobre el caudal que abastece este cuerpo de agua.

El desarrollo económico debe estar ligado fuertemente con el desarrollo ambiental. Pensar lo contrario sólo le da al traste a los proyectos turísticos y al desarrollo económico y social de la población local.


domingo, 25 de noviembre de 2018

El puente y sus piedras, el todo y sus partes


El todo no se define por sus partes. En una acción colectiva cada individuo hace su aportación a la obra final y esta obra no puede llevarse a cabo sin la participación del individuo.

De la misma forma, el individuo participando en una acción colectiva no se define a sí mismo como esa obra. Marco Polo lo explica mejor con el ejemplo de un puente de piedra, texto extraído del libro "Ciudades Invisibles"de Italo Calvino.

“Marco Polo describe un puente, piedra por piedra. -¿Pero cuál es la piedra que sostiene el puente?- pregunta Kublai Jan.
-El puente no está sostenido por esta piedra o por áquella -responde Marco -sino por la línea del arco que ellas forman.
Kublai permanece silencioso, reflexionando. Después añade: -¿Por qué me hablas de las piedras? Lo único que me interesa es el arco. 
-Polo responde: -Sin piedras no hay arco.”


viernes, 12 de octubre de 2018

La calle es de todos: un médico en la defensa del espacio público

Hace varias semanas me tocó asistir a la presentación del libro "La Calle es de Todos". Siempre me agrada la idea de saber que se sigue generando material sobre este tema que, como algunos saben, tiene mi atención desde hace varios años.

Busqué referencias del libro vía internet, pero en tal búsqueda, omití leer los datos de formación académica del autor. Asumí en ese entonces que era arquitecto, porque eso es lo más común; es bien sabido que los arquitectos son quienes atienden el diseño y organización de la ciudad. Es la profesión que posee la mayoría de los funcionarios que laboran dentro de los institutos de planeación y en las dependencias encargadas de la administración y desarrollo urbano.

Para mi sorpresa, el autor no es arquitecto, si no médico. Y ese hecho, lejos de que me parezca extraño o decepcionante —por qué finalmente… ¿Qué hace un profesional de la salud escribiendo sobre la calle, sobre el espacio público?— para mí es un indicador de que Francisco Aguirre Riveros está consciente de lo que realmente es una calle y el espacio público en general.

Una calle no es un espacio relleno de asfalto y flanqueado de guarniciones de concreto, si le va bien; no es lugar por donde pasan, los automóviles, los taxis y los camiones; no es sólo el sitio donde los gobernantes en turno deciden colocar monumentos y autorizan sus nombres en honor a "x" o "y" personaje honorable o no; la calle es mucho más que eso, y el libro enuncia la importancia de estos espacios públicos y denuncia el acceso desigual que tenemos a estos recursos urbanos.

Se nota mucho su perspectiva de médico, eso sí, cuando de entrada inicia su obra con lo que yo creo fue su primer y principal preocupación: la vida y la salud, de los ciudadanos. El primer apartado lo tituló “La privatización del espacio público conduce a la muerte” y habla precisamente sobre el diseño de la infraestructura vial está obligándonos a desplazarnos por espacios de mucho riesgo para nuestra salud y para nuestra vida.

Pero el autor logra ir más allá de sus preocupaciones como médico y en el libro nos subraya, entre otras cosas, la importancia del espacio público para la interacción social. Las calles, al privilegiar su uso casi exclusivo para el automóvil, fragmentan a la sociedad.

“Una de las más importantes contribuciones a la dependencia al automóvil ha sido la edificación de las ciudades en pro de la circulación de millones de vehículos motorizados, favoreciendo una configuración espacial inconexa, separada, apartada. Los desplazamientos motorizados se han convertido en una necesidad en aumento, así como la “necesidad” de mayor velocidad en ellos. Las relaciones sociales han quedado así muy limitadas, pues gran parte del espacio público deja de ser un punto de encuentro, socialización o interacción humana. Por el contrario, esta tendencia ha generado sólo competencia insana y desigualdad"

La fragmentación social a la que se refiere el autor, es la que nos separa unos de los otros, la que nos dificulta movilizarnos por algo en común. No sólo nos fragmenta como sociedad sino que también nos está fragmentando como personas, es decir, hacia nuestro interior. Ya no tenemos la capacidad de reflexionar, de contemplar, de interactuar con nuestros propios pensamientos y con nuestro entorno. 
Esta dinámica nos está volviendo unas máquinas, sobrecargadas, sobre estimuladas que no se pueden detener.

El autor, a lo largo de todo el libro, nos invita una y otra vez a que defendamos la calle como nuestro espacio, y creo que su lectura será especialmente útil y fructífera para todos aquellos activistas que probablemente creen que éste no es su tema, que es sólo una cosa de diseño urbano. Leyendo este libro se van a dar cuenta que no, que esto de defender el espacio público contra su privatización, es otra forma de despojo a los ciudadanos, es la consecuencia de políticas públicas que todo lo mercantilizan.

Fotografía: De la red social del autor

jueves, 12 de abril de 2018

Yann Tiersen contra la ciudad


“Creo que las grandes ciudades son templos del capitalismo y este sistema está destruyendo al mundo […] Esta idea de ciudades grandes no está en mi música” Yann Tiersen


El compositor de toda la música que escuchamos en la película “Amelie”, Yann Tiersen, desde hace tiempo se ha declarado anticapitalista y antiurbanista. Su música, incluyendo el famoso soundtrack aludido, no tiene nada que ver con las grandes urbes, ni con París, sino con los pueblos en donde él ha vivido.

Posicionarse de esa manera contra la ciudad, tiene por lo menos un significado: Tiersen ha tomado consciencia de que ese estilo de vida no es nada cercano al hábitat natural del ser humano.

Sin embargo, si atendemos a los postulados de la ecología profunda, filosofía que inspira a Tiersen, su postura frente a la ciudad va mucho más allá: no es el hábitat del ser humano lo que se quiere rescatar, sino la situación de toda la realidad del planeta, realidad que no puede fragmentarse.

El modelo de desarrollo para esta corriente se fundamenta en la idea de que los beneficios que brindan los recursos del planeta no deben servir para el beneficio exclusivo o prioritario de uno de sus componentes (por ejemplo, el bienestar del ser humano) sino que se debe reconocer que existe una interrelación y una interdependencia entre todo lo real.

Una de las obras de Tiersen nos habla de cierta congruencia entre lo que hace y piensa. Infinity, una álbum que realizó el artista en 2014, fue grabado en la ciudad de Reikiavik, Islandia, que se caracteriza por ser una de las ciudades más limpias, verdes y seguras del mundo.

Acá el álbum completo de Amelie e Infinity.



sábado, 29 de abril de 2017

No le entiendo, licenciado

Fotografía: Pixabay
Si después de leer o escuchar a un profesionista que intenta explicar un aspecto de la realidad no lo comprende, lo más probable es que usted no tenga la culpa. Quienes tuvimos la oportunidad de estudiar una disciplina estamos obligados a transmitir con claridad ese conocimiento.

Cuando se contrata a una de estas personas preparadas para ejercer alguna profesión, lo menos que puede recibir es una explicación simple y llana de ese problema que intenta resolverle. Si ocurre lo contrario puede ser que esa persona no tenga suficiente práctica, o bien, que carece de habilidades comunicativas; pero también sucede ─y esto es imperdonable─ que tal profesionista crea que, entre más complicado es su discurso, más inteligente puede parecer ante los demás.

Y es que esa mala costumbre de “ponerle demasiada salsa a sus tacos” la tienen muchos licenciados en derecho con y sin renombre. Desde la escuela les enseñan a emplear frases en latín y otros hasta usan expresiones “rimbombantes”, aunque sea para pedir una cerveza en el bar del barrio. ¿Quién no ha leído una sentencia una, dos o tres veces sin saber qué quiso decir el señor juez? ¿Quién le pidió a su abogado que se la explicara pero, cuando lo hizo, le entendió “más o menos”?

Otros científicos sociales no se quedan atrás. Hay sociólogos que pasaron a la historia porque sus escritos se parecen más a una bola de estambre hecha nudos (Talcott Parson fue uno de esos). Para justificar su falta de habilidad al comunicarse, salen con el cuento de que “eran muy abstractos” ¿A quién le sirve tanta complejidad?

Confieso que, lo que me hizo escribir esta columna de opinión fue conocer a un joven abogado que es incapaz de expresar claramente una sola idea. No sigue el hilo de una conversación, usa palabras que evidentemente no significan lo que él cree que significan, emplea términos complejos innecesariamente y, a veces, hasta el contenido de lo que dice (haciendo un esfuerzo por entenderle) es incorrecto. Pero también me di a la tarea de leer un libro escrito por un doctor en derecho, que en algunos párrafos, redacta como si quisiera que sus lectores quemáramos el libro.

A lo que voy con todo esto es a que, si usted que está leyendo tiene una carrera universitaria, por favor comparta claramente el conocimiento que la escuela le dio a la población en general cuando tengamos la necesidad de escucharle o leerle. El mundo se lo agradecerá.

De pasadita, les pido un poco de consideración a quienes se encargan de elaborar los programas académicos en las universidades. El alumnado debe contar con buenos cursos de redacción y expresión oral. También se debe dejar de sobrevalorar el lenguaje técnico y reservarlo para contextos meramente académicos.


Hace más de un año, cuando decidí escribir en mi blog y posteriormente para RadarBC, lo hice con la idea de compartir algo de lo poco que esta servidora sabe.  No es que yo sea muy buena para comunicar, si alguna vez no me explico bien, disculpe mi falla. De lo que estoy muy segura es que se debe dejar de lado todo lenguaje excluyente y petulante. También creo firmemente en que la educación tiene una función social. Por cierto, muchas gracias por leer esto que semanalmente escribo.

viernes, 21 de abril de 2017

Los sitios Ramsar y la carabina de Ambrosio

Fotografía cortesía de Alba Perea Angulo

Cuando se dice que algo es “como la carabina de Ambrosio”, es porque que ese “algo” es totalmente inútil, o por lo menos que no sirve para lo que fue originalmente creado. Esto pasa, por lo menos en México, con los sitios Ramsar; cuando alguien le diga que algún lugar ha sido declarado como tal, lo más probable es que sirva igual que la famosa carabina de Ambrosio: para nada.

Así sucede con el espacio llamado “Tres Lagunas”. Está ubicado al sur del área urbana de Mexicali, donde desembocan aguas residuales de nuestro valle agrícola, formando las lagunas artificiales Campestre, México y Xochimilco. Este sitio forma parte de un sistema de humedales más amplio que en el año 2008 fue declarado sitio Ramsar, lo que significa que nuestro país se ha comprometido a conservarlos y fomentar su uso racional ya sea a partir de acciones del gobierno federal o local (estatal o municipales). Tal compromiso ha sido en vano, no hay inversión ni acciones efectivas para conservar ni para esta zona.

Al solicitar su aceptación como sitio Ramsar se dijo que son refugio de una diversidad de fauna. Según la ficha técnica registrada en la página de la Convención de Humedales, estos sitios sirven como hábitat de animales migratorios y residentes, entre las que se encuentran 250 tipos de aves, 13 de ellas protegidas por la legislación mexicana, canadiense y, estadounidense.

Recientemente Radarbc dio a conocer que en esta zona se arrojan ilegalmente todo tipo de residuos. Aunque según lo expresado en el sitio noticioso, las autoridades aseguran que van a ponerle mayor atención y cuidado, lo cierto es que los basureros clandestinos son un problema añejo.

En julio de 2016, este mismo medio publicó una nota sobre el abandono de medicamento caduco en la ribera de una de las lagunas. En septiembre del mismo año, el gobernador Francisco Vega anunció en conferencia deprensa la supuesta inversión de 372 millones de pesos que servirían para su saneamiento. En el mismo evento, Manuel Guevara, titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE) reconoció que esta área presenta un “alto grado de deterioro y contaminación”.

Como se ve, sobran las palabras y faltan más acciones eficaces, por lo menos para la zona lagunar. Esto es necesario porque la declaratoria Ramsar no obliga a crear ningún reglamento, tampoco prevé sanciones por el incumplimiento de los compromisos adquiridos; es −simplemente− un acuerdo de buenas voluntades.

Por otra parte, existe un instrumento legal que puede proteger mejor las “Tres Lagunas”. Me refiero a la declaratoria de área natural protegida municipal. Pero más que instrumentos legales, se requiere gobiernos comprometidos con el desarrollo sustentable de esta región.

¿Cuántas conferencias de prensa hacen falta para que las administraciones públicas sean conscientes de su enorme responsabilidad con el desarrollo sustentable de la región? 

domingo, 9 de abril de 2017

Un amargo mensaje en el puente pando

Fotografía: Cortesía Reyes Carranza

“Me esentido MAL traigo deprecion No tengo casa” (sic), este es el mensaje que alguien dejó en la base de concreto del llamado “puente pando”. Me parece necesario dar a conocer este escrito porque la fotografía de un indigente captura las condiciones físicas en las que se encuentran, pero un mensaje así nos expresa el estado emocional que experimentan. ¡Qué soledad! ¡Qué crisis personal! ¡Qué terrible debe sentirse alguien en situación de calle! Me conmueve profundamente.

No sé quiénes son exactamente los que viven una situación de así, pero sí sé que cada vez son más. Están los migrantes (nacionales o de otros países) que salen de sus lugares de origen buscando trabajo, o huyendo de la terrible inseguridad que deja el crimen organizado en muchos sitios del país.
En la calle viven también los enfermos mentales, olvidados por el gobierno, quien no ha dispuesto suficientes espacios en los puedan habitar ni ha diseñado algún programa para integrarlos a la sociedad (cuando esto sea posible).

Están ciertas personas de la tercera edad, quienes no cuentan con vivienda ni se benefician de algún sistema de pensión. Para ellos no hay lugar en la ciudad una vez que dejan de producir con la misma intensidad que en otros años.

Pero mientras ellos no tienen dónde guarecerse, en Mexicali hay miles de casas abandonadas producto de la pésima política de vivienda promovida desde el gobierno de Fox que benefició mayormente a los desarrolladores de vivienda y a los bancos. Son los mismos que ahora deben millones de pesos por impuesto predial y que se niegan a pagar al Ayuntamiento, según datos que recientemente fueron hechos públicos a causa de la presión social. Estas casas podrían cumplir una importante función social para todos estas personas desamparadas.

Urge una política pública que garantice el derecho humano a una vivienda digna, que incluya en sus políticas de desarrollo a las personas que el sistema económico ha desechado y a todos aquellos que se encuentren en vulnerabilidad. Urge un cambio en la economía del país.

También es prioritario transformarnos en una sociedad más solidaria que se preocupe y ocupe, de manera individual y a través de sus instituciones, de combatir cualquier tipo de sufrimiento social.

Entre otras cosas

- Gracias a Lorena Mar Vel por difundir el hallazo del mensaje en redes sociales.

martes, 4 de abril de 2017

La cartografía y la epidemiología, una relación exitosa.

El Dr. John Snow pasó a la historia por el uso que le dio a la cartografía para resolver un grave problema de salud pública que se presentó en Inglaterra a finales del siglo XIX. El cólera, había matado ya a cientos de personas en ese país y las teorías más populares sostenían que era el contagio por contacto lo que propagaba la enfermedad, mientras que otra parte de los médicos aseguraban que eran las condiciones atmosféricas las causantes de la expansión de tal padecimiento.

El famoso epidemiólogo postuló otra teoría pero tenía que probarla. Para ello registró no sólo las incidencias sino que observó otro dato que le pareció importante. Debido a que la enfermedad presentaba síntomas diarreicos, indagó sobre los patrones de ingesta de agua de la población, encontrando que una parte de la ciudad se abastecía de la zona norte del río Támesis, y la otra de
la parte sur de este mismo cuerpo de agua. La diferencia es que una estaba menos contaminada que la otra y era precisamente donde se presentaban menos casos de aquella terrible enfermedad.

Snow planteó su tesis: la causa de la enfermedad era una "materia mórbida" que debían estar ingiriendo a través del agua. Sin embargo, pocas personas se adhirieron a esta versión.

No fue hasta que hizo uso de una mapa cuando el Dr. Snow pudo convencer a la comunidad médica de su hipótesis. Representó las incidencias de cólera en un mapa y al mismo tiempo registró las bombas de agua que abastecían a la población. Una parte de las bombas tomaban el agua de una parte del río, la menos contaminada, y otras bombas se surtían de la parte más contaminada. La diferencia se hizo evidente cuando se apoyó del mapa. La representación visual de la correlación entre lugar abastecimiento de agua y enfermedad fue suficiente para convencer de la veracidad de sus estudios.

Referencias: 
-John Snow, la epidemia de cólera y el nacimiento de la epidemiología moderna