lunes, 28 de enero de 2019

¿Qué tan grave es el problema de la vivienda abandonada en Mexicali?

Vivienda abandonada
Fuente: Colectivo ODDA
Primero hay que aclarar que hasta ahora no hay cifras precisas sobre este problema sociourbano. No obstante, existen varios estudios que nos pueden dar una idea de qué tan grande es el monstruo que tenemos que enfrentar. Varias instituciones públicas han hecho diversos esfuerzos por aclarar la cifra y de cierta manera nos acercan a una descripción del fenómeno. 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) es el que más ha contabilizado este tipo de viviendas. En cada censo y en cada encuesta intercensal (10 y 5 años respectivamente) las personas que aplican los cuestionarios recorren todo el país contabilizando las viviendas habitadas y no habitadas. Pero el estudio que más se acerca a esta cuestión es el denominado “Inventario Nacional de Viviendas”.

Este inventario es elaborado en cumplimiento de una ley. Ahí el INEGI documenta los “cambios geográficos, estadísticos y todas aquellas adiciones o modificaciones técnicas o de información que permitan un mayor conocimiento sobre la vivienda, la población y las condiciones del espacio geográfico donde se ubican éstas”*. Uno de los elementos registrados es precisamente el número de viviendas no habitadas.

La información se expresa manzana por manzana. Además este inventario se nutre de la información del Censo de Población y Vivienda de 2010, de la encuesta intercensal de 2015 así como de la Encuesta de Vivienda Deshabitada elaborada por la Comisión Nacional de Vivienda. Las cifras que arroja este estudio incluyem las cantidades de edificaciones deshabitadas en México, es decir, aquella que está totalmente construida y disponible para ser habitada y que al momento del censo no cuenta con residentes habituales, no es de uso temporal y no es utilizada como local para actividades económicas. El número arroja una situación ya predecible.

En nuestro municipio existen más de 64mil viviendas no habitadas**. Sin embargo, esta cifra hay que tomarla con precaución. Primero por la desactualización que tiene la principal fuente del inventario: el censo de 2010. De ese tiempo hasta hoy, la situación de las viviendas debió haber variado considerablemente. Segundo porque la cifra incluye viviendas de uso temporal. La síntesis de la información en línea no incluye el desglose de la información por lo que expresa la cantidad de vivienda no habitada, es decir, la suma de vivienda deshabitada y vivienda de uso temporal. La tercera consideración es que en el conteo de viviendas no habitadas, también están incluidas aquellas en proceso de venta o renta, en remodelación así como las abandonadas y las que han sido compradas pero al momento del censo aun no eran ocupadas por sus compradores.

Una ventaja que ofrece el INV es que incorpora datos de nuevos desarrollos. A partir de la información del Registro Único de Vivienda (RUV) el INEGI pudo contabilizar los nuevos desarrollos que no fueron considerados en el censo de 2010 y hasta el año 2012.

Vivienda vertical abandonada
Fuente: Colectivo ODDA



A pesar de estas consideraciones es la cifra que mayor refleja el panorama que se vive en Mexicali y no es nada alentador. La vivienda no habitada representa casi el 35% de la vivienda particular en el municipio. Del análisis de los datos puede observarse la situación crítica en la que se encuentra la colonia Progreso con más del 65% de vivienda no habitada; el ejido Puebla (donde están los desarrollos conocidos como Valle de Puebla y Pedregal) que tiene el 56% de la vivienda en las mismas condiciones; y San Felipe que registra un 54% de casas no habitadas.

La calidad de vida de los vecinos de las zonas deshabitadas son los que más se ven afectada porque viven día a día esas condiciones de existencia. Por razones de espacio no voy a profundizar en los problemas sociales, urbanos, ambientales, administrativos, fiscales y de salud pública que este fenómeno representa, pero sí es necesario llamar la atención en que es urgente tomar las medidas necesarias para reintegrar al mercado estos inmuebles a precios accesibles y de ser posible, con la menor intermediación en el proceso de venta (para no incrementar más los precios). No hay que olvidar que la vivienda es un derecho humano universal.

Vivienda No Habitada en el municipio de Mexicali
Fuente: INEGI, 2018



 * INEGI, 2018; Inventario Nacional de Viviendas 2016: síntesis metodológica; INEGI. México.
** La vivienda no habitada es definida como la vivienda deshabitada más la vivienda de uso temporal (que es la destinada para vacacionar o descansar por días semanas o meses). 


No hay comentarios.: